Prensa

 

Mapa de la respuesta inmune adaptativa frente al coronavirus.

 

Sin vacunas ni antivirales específicos, la primera defensa frente a un virus nuevo es el sistema inmune. Conocer cómo se está comportando este sistema y aprender de ello resultará de gran ayuda para desarrollar pruebas diagnósticas más precisas y, posiblemente, tratamientos. También servirá para proporcionar una idea más certera de la extensión del virus en la población.

Con este objetivo, se está llevando a cabo un ambicioso estudio internacional. A partir de sangre de pacientes infectados con el SARS-CoV-2 o que han superado esa infección, se va a trazar un mapa de la respuesta inmune frente al nuevo coronavirus.