Prensa

 

La inmunoterapia demuestra eficacia y seguridad en cáncer de vejiga en la clínica real

 

La inmunoterapia ha dejado de ser una promesa para convertirse en una realidad en el tratamiento del cáncer. Es el caso de Tecentriq, la primera inmunoterapia que se aprueba para el cáncer de vejiga. Han sido presentados por Roche en Barcelona, dentro del Congreso Europeo de Urología, los resultados del estudio fase IIIb SAUL, que demuestran tanto la seguridad como la eficacia de este medicamento.

Dicho fármaco, el anti-PD-L1 atezolizumab ya cuenta tanto con la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como de la Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) para el tratamiento de cáncer de vejiga en segunda línea, cuando ha fallado previamente la quimioterapia, o también para aquellos pacientes con comorbilidades que les impiden poder recibir un tratamiento de quimioterapia adecuado. Aunque en España cuenta con las dos aprobaciones, solo en el primer caso tiene precio y reembolso.